Risa Yoguica

La naturaleza nos ha otorgado un sinfín de privilegios, un gran número de recursos y posibilidades que nos ofrece nuestro propio cuerpo y nuestro propio espíritu, a los que podemos prestar más atención y con los que podemos conseguir un mayor bienestar, obteniendo Paz Interior y Plenitud.

Uno de esos recursos es la Risa, una función de nuestro organismo destinada a liberarnos mental, emocional y físicamente, aportándonos sensaciones de relajación, alegría, unión y dicha.

La Risa Yoguica surge en un proceso en el que se utiliza la risa deliberadamente cómo un ejercicio, utilizando y simulando la Risa cómo el que se sube a una cinta para andar o a una máquina de Remo. Este proceso que comienza con una Risa simulada conduce de forma rápida y efectiva a una Risa autentica y genuina. Puesto que la Risa se alimenta de Risa. Y cuanto más Ríes más puedes Reírte. Además la risa tiene un efecto positivamente contagioso, cuando escuchamos a alguien reír automáticamente desencadena en nosotros cierta química, que sin que sepamos racionalmente porque, no solo nos invita a reír, sino que nos provoca la risa, casi irremediablemente.

La Risa es una forma de respiración y cuando reímos estamos vaciando totalmente nuestros pulmones, algo que no suele suceder habitualmente, ya que generalmente realizamos una respiración superficial.

Es importante vaciar y volver a llenar los pulmones plenamente, es como una limpieza general de nuestro organismo.

Por ello en el Yoga de la Risa además de ejercitar la Risa, damos atención y ejercitamos conscientemente la respiración, para conseguir una combinación muy poderosa de Risa y Respiración.

La Risa no sólo nos ayuda a limpiar y purificar nuestros pulmones también consigue una estupenda limpieza mental, ya que nos es imposible pensar en nada mientras nos reímos, lo cual resulta liberador, ya que pocas veces se consigue acallar esa voz incesante y machacona que suena repetidamente en nuestra mente. Con la Risa lo logramos. Experimentando cómo la risa es la ausencia de Ego.

Es maravilloso cómo algo tan sencillo y asequible puede ofrecernos tantas ventajas.

Ese Silencio mental que se alcanza practicando la Risa Yoguica es la única y auténtica meditación, uno de los pocos momentos en que es posible no pensar en nada, y cuando eso sucede resulta que estamos en el momento presente, abiertos y dispuestos, alegres y vitales, plenamente vivos y en plena disposición de nuestra propia vida.

La Risa conduce al Silencio Interior donde está la voz del Alma y del Corazón.

Reír te aportará una nueva percepción más genuina de todas las cosas, abriéndote un camino de alegría y felicidad que podrás compartir con el mundo de diversas maneras.

Las técnicas y ejercicios que utilizamos en Yoga de la Risa, son muy sencillas, fáciles y asequibles, no por ello menos potentes y efectivas.

Con la práctica de la Risa Yoguica podrás observar cómo mejora tu capacidad respiratoria, cómo obtienes una visión y actitud meditativa de todo lo que te rodea, cómo tu mundo emocional se trasforma dando espacio a esos sentimientos de Amor, Alegría, Paz, Plenitud, Dicha, que ya son parte de ti, pero que no puedes percibir, pues aún hay diversos obstáculos que los ocultan. Perseverando y con Risa, esos obstáculos se desvanecerán.

Natividad Martín Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.